Informe Noticias

Panorama de la cosecha 2022

Alex Jaquet
Written by Alex Jaquet

Entrevista del Mes: Ing. Agr. Mariano Marcó

A poco de haber comenzado la cosecha 2022, el Ingeniero Agrónomo Mariano Marcó analiza la cosecha de pecán de temporada 2022. En una entrevista exclusiva nos cuenta qué fenómenos incidieron en la producción y por lo tanto, impactarán en el volumen cosechado, cómo se están comportando las regiones productivas del país, aspectos a tener en cuenta para esta cosecha, cuál es el equipamiento mínimo necesario para la una cosecha, y brinda algunas sugerencias a aquellos que están enfrentando su primera cosecha. 

  • ¿Cuál es tu profesión? ¿Cuál es tu vínculo con el sector pecanero?

Soy Ingeniero Agrónomo, asesor privado en el cultivo de pecan. Comencé a trabajar en este cultivo por el año 2003 dentro de mi especialidad que es la fruticultura. Desde el año 2013 me dedico exclusivamente al asesoramiento de este cultivo en diversas zonas de nuestro país, fundamentalmente Entre ríos, donde vivo, pero también Buenos Aires, Santa Fe, Corrientes, Córdoba, el NOA y la ROU.

  • El cronograma de cosecha ¿ dónde y cuando empezó (que lugar del país) y dónde, cuando finalizará? ¿Hay algún adelanto o atraso en la fecha de comienzo en comparación al año pasado? En tal caso ¿porqué?

Normalmente la cosecha en nuestro país comienza en el norte (NOA y Corrientes por ejemplo) sobre mediados a fines de marzo aproximadamente y esta temporada no escapa a esto aunque hemos visto que en la zona litoral la fecha de cosecha se ha adelantado y, además, se ha compactado el periodo de maduración de las distintas variedades, esto puede complicar la logística de cosecha y la capacidad de procesamiento (básicamente secado) de las plantas de pos cosecha.Este fenómeno seguramente debe estar influido por las cuestiones climáticas de este año (altas temperaturas y prolongados periodos de sequía) que han acelerado las distintas etapas fenológicas.

  • ¿Cuántas hectáreas se cosecharán este año? ¿Podrías indicar porcentualmente cómo se distribuye esta superficie?

Es imposible saber cuántas hectáreas se cosecharán este año ya que no existen registros formales, ni siquiera de la cantidad de hectáreas plantadas. Por lo que sabemos, el mayor volumen de hectáreas plantadas está en Entre Ríos y seguramente el mayor volumen a cosechar por la edad de esas plantaciones pero también subirá, y mucho, la producción en el resto del Litoral, en Santa Fe y fundamentalmente el NOA, con un aporte importante también de Córdoba y Buenos Aires.

  • Analizando el panorama de cosecha para esta temporada por zona productiva (NOA, NEA y Centro) en términos de volúmenes y calidades, ¿podrías explicar porque se proyectan estos resultados?

Esta ha sido una temporada marcada muy fuertemente por fenómenos meteorológicos importantes. Una fuerte sequía en casi todo el país durante la temporada de crecimiento de brotes y desarrollo de frutas, en Entre Ríos fue la peor sequía de los últimos 60 años por ejemplo. También vientos muy fuertes en toda la zona litoral y norte de Buenos Aires y sumado a esto los incendios en Corrientes y Norte de Entre Ríos. Otro aspecto importante que se ha producido este año ha sido la fuertísima suba, en dólares, de los agroinsumos lo que ha hecho que muchos productores no pudieran cumplir con lo programado tanto en cantidades como en momentos de aplicación ya que en muchos casos no había stocks disponibles aunque se quisiera comprar.

Todo esto influirá en los resultados finales de cosecha y, probablemente en la próxima temporada también. La sequía ha puesto a prueba los sistemas de riego que los productores tienen instalados y en muchos casos no se pudo satisfacer adecuadamente la demanda hídrica aunque funcionaran las 24 horas. Esto ha impactado en la cantidad de nueces (por aborto) y en los tamaños finales de la fruta.

Estimamos que en montes ya en producción habrá una reducción de entre un 10 y un 30 % de la producción referido a lo estimado en cada monte. Esto es variable según zonas y según los sistemas de riego existentes en cada monte. En el mejor de los casos se mantendrán los niveles productivos de la temporada pasada.

Pero este descenso en la producción de los montes más viejos se compensara ampliamente por lo producción de los montes más nuevos que están en la curva ascendente de producción por lo que la producción global será bastante mayor a la de la temporada pasada.

Esta situación, con diferencias regionales, se da en casi todo el país.

  • Del total cosechado, ¿se puede determinar qué porcentaje (por calidad o por variedad) puede llegar a ir a pelado? ¿Cómo?

El porcentaje de nuez que vaya pelado no esta tan determinado por la calidad o variedad de las nueces como por las condiciones del mercado. El mercado de la nuez con cáscara seguirá restringido hasta tanto no logremos abrir en forma directa el mercado chino, además este mercado requiere nueces grandes (oversize o mejor menos de 100) pero nosotros producimos este tipo de nueces aun con las condiciones de sequía sufridas. El mercado de la nuez pelada aumenta en volumen todos los años, y mucho. De hecho, hoy, casi todos los negocios que se están proponiendo van a este mercado por lo que lo esperable es que la proporción aumente a favor de la nuez pelada. Y aquí comienza a ser importante para el sector la capacidad de pelado instalada actualmente y la eficiencia de funcionamiento de estas plantas.

  • ¿Hay algún aspecto o característica que deban tener en cuenta los productores para la cosecha de este año en relación a anteriores? ¿cómo deben actuar frente a esa situación?

A diferencia de la temporada pasada este año, en cosecha, se está dando una situación de alta humedad relativa, lluvias frecuentes y temperaturas relativamente cálidas en casi todas las zonas del país. Esto puede traer problemas de germinación (ya observadas en algunas zonas) y, además, las nueces que están “colgadas” todavía del árbol están sometidas a secado y re hidratación sucesivas lo que puede provocar un desmerecimiento de la calidad por oscurecimiento de la pepita, aspecto importante si van a pelado.

Lo aconsejable es cosechar lo más temprano posible para evitar problemas de germinación y secar rápidamente para mantener la calidad de la pepita. Esto se complica porque también venimos observando, por las condiciones climáticas imperantes, una gran desuniformidad en el proceso de maduración en un mismo monte, una misma variedad e incluso en un mismo árbol. Esto hace que si esperamos a cosechar para que caiga la mayor cantidad de nueces posibles muchas de ellas caerán al piso antes, sobre un suelo húmedo, lo que también afectara su calidad o, por lo menos, aumentara los costos al tener que recogerlas periódicamente desde el suelo.

Debería asumirse una estrategia de dos pasadas de cosecha para evitar o disminuir estos problemas.

  • ¿Cuál es tu visión respecto a la tecnificación del sector en la producción de pecán y específicamente en la cosecha? ¿Cómo puede impactar la correcta selección de implementos y maquinaria para la cosecha?

En líneas generales el nivel de tecnificación tanto en cosecha como en pos cosecha es bajo. Recordemos que la mayoría de los productores pecaneros del país son pequeños productores y, por cuestiones de escala, les resulta muy difícil tecnificarse. Es muy difícil para un productor que tiene 10 o 15 Has adquirir un shaker y el tractor necesario para su uso, no lo puede amortizar. Ni hablar de una cosechadora. Creo que ante estas situaciones es muy importante que los productores se unan ya sea como cooperativas o sociedades para alcanzar la escala necesaria y así poder tecnificarse, si no es así va ser cada vez más difícil la cosecha a medida que los arboles siguen creciendo y las producciones son más importantes.

Respecto a la correcta selección de la maquinaria a utilizar está íntimamente ligado al sistema de cosecha que cada uno utilice y a su capacidad inversión (directamente relacionado a lo anterior).

  • Podrías sugerir qué implementos o maquinaria debe usar un productor para la cosecha de acuerdo a su escala y/o edad de las plantaciones (u otro aspecto)?

Lo mínimo que un productor necesita es algún sistema de vibrado que le permita voltear las nueces y algún sistema de secado que le permita secarlas rápidamente.

Es impensable en montes adultos cosechar en forma manual aunque si puede hacerlo en los primeros años. Cuando los árboles se hacen más grandes puede recurrirse a un shaker de linga o cable que no es una inversión demasiado grande y no necesitan de un tractor de alta potencia. Pero cuando los árboles se hacen aún más grandes los shaker de cable ya son poco eficientes, el proceso se hace lento porque hay que prenderlos en varias ramas y la vibración no es buena por lo que quedan muchas nueces en el árbol. Entonces es necesario recurrir a un shaker de tronco, que necesitara un tractor más grande y aquí es donde pesa la escala (o hectáreas) de cada productor. Hay experiencias de productores que se han asociado para adquirir estos implementos y funcionan bastante bien, se requiere una buena programación de la cosecha y reglas claras sobre su uso.

Respecto al secado, sin llegar a una planta de pos cosecha completa, hay variantes económicas y bastante eficientes que los productores pueden adoptar. El proceso de secado básicamente se da por evaporación del contenido de humedad que está dentro de la pepita y esto puede lograrse sometiendo las nueces a una corriente de aire importante durante varias horas. Para esto necesitamos también que el aire tenga una humedad relativa baja (menor al 60%) para que tenga capacidad de extraer esa humedad. Si la humedad relativa del aire es mayor entonces será necesario calentar el aire para poder lograr bajar la humedad.

  • ¿Cómo viene evolucionando la producción de pecán en Argentina? ¿Qué se puede esperar en términos de volumen para los próximos años?

La producción de pecan en Argentina viene evolucionando en forma positiva tanto en hectáreas plantadas como en volúmenes producidos y exportados.

Estimamos que año a año se implantan entre 700 y 900 Has en todo el país, con lo cual es posible que en 10 años dupliquemos la superficie actual destinada a este cultivo que hoy estimamos en 10.000 Has.

De acuerdo a las proyecciones realizadas por las asociaciones de productores el volumen de producción de Argentina crecerá en forma progresiva y se esperan alcanzar las 10.000 Tn en los próximos 4 o 5 años.

Esto significa un desafío enorme para el sector tanto para el desarrollo de mercados externos como para el desarrollo de la infraestructura interna para el agregado de valor de esta producción.

  • ¿Algún consejo a aquellos que están enfrentando su primera cosecha esta temporada?

Para aquellos productores que enfrentan su primera cosecha el desafío mayor es manejar la ansiedad. Hay una tendencia a prácticamente sacar la nuez de dentro del ruezno apenas este se parte y, aunque esto no está mal, a esa nuez será necesario secarla muy rápidamente para que mantenga su calidad y no se enrancie o se amohose. El pecan es un cultivo que requiere paciencia pero también planificación y visión futuro. En los primeros años el incremento de la producción por árbol es geométrico y esto hace necesario ir planificando la cosecha y pos cosecha de los próximos años con bastante antelación para evitar que nos tape el agua como decimos en el campo.

  • ¿Hay alguna información adicional que te parezca importante agregar?

Hay algunos puntos importantes sobre los que se debe avanzar en forma rápida como sector y que requieren de una visión estratégica y trabajo en conjunto de las asociaciones.

Uno de ellos es la certificación de normas, tanto BPA como normas comerciales internacionales y aquí tenemos un agujero negro. Más allá del escaso avance en la certificación a nivel de productores tenemos el problema de no contar todavía en Argentina con ningún producto fitosanitario registrado para su uso en el cultivo, esto nos inhibe absolutamente la posibilidad de certificar normas de acuerdo a los modelos de producción mayoritariamente utilizados.

En el otro tema que me parece importante es el mencionado anteriormente respecto a la escala de producción (cantidad de Has por productor). La mayor parte de los más de 400 productores que hay en el país son pequeños productores y es necesario avanzar en formas de asociativismo que les permitan a estos pequeños productores evolucionar o, al menos, sobrevivir. Si esto no se logra se ira produciendo un proceso de concentración que los ira dejando fuera del sistema. Esto proceso, aún incipiente, ya se está dando en el sector y avanzara rápidamente si no se acciona en el sentido opuesto.

About the author

Alex Jaquet

Alex Jaquet

Leave a Comment